TRIBUNAL ECLESIÁSTICO METROPOLITANO DE MÉXICO

procesos RELACIONADOS CON EL MATRIMONIO

El Tribunal Metropolitano de México, también conoce los asuntos de:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FINALIDAD DEL PROCESO

El proceso de muerte presunta tiene como objetivo que el Obispo diocesano declare la presunta muerte del cónyuge, basado en la «certeza moral sobre dicha muerte». Tiene como característica propia la «presunción» de que ha muerto uno de los cónyuges. Y esta presunción hay que entenderla en el sentido descrito por el c. 1584: “La presunción es una conjetura probable sobre una cosa incierta”. También hay que señalar que la presunción siempre cede a la verdad, es decir, que puede probarse lo contrario. Esta declaración de muerte presunta permitirá al otro cónyuge pasar a nuevas nupcias.

 

AUTORIDAD ECLESIÁSTICA COMPETENTE

La autoridad que conoce el caso es el obispo diocesano del domicilio o cuasidomicilio del orador, que sólo declara el hecho después de adquirir certeza moral de la muerte. Por tratarse de un proceso de naturaleza administrativa, el Obispo diocesano (o el Vicario general, o algún Vicario episcopal con mandato especial [c. 134 § 3]) puede delegar la instrucción a una persona idónea, clérigo o laico (cf. c. 137 § 1).

 

Según el c. 1066 “antes de que se celebre el matrimonio, debe constar que nada se opone a su celebración válida y lícita”. Por otro lado, sabemos que «el matrimonio rato y consumado no puede ser disuelto por ningún poder humano, ni por ninguna causa fuera de la muerte» (c. 1141). Por tanto, sólo después de la muerte de uno de los cónyuges, el otro queda libre de contraer nuevas nupcias. Pero habrá que probar la muerte con un documento auténtico, sea civil o eclesiástico.

 

 

Sin embargo, existen casos en que la muerte del cónyuge no puede probarse por un documento auténtico, sobre todo cuando la presunta muerte fue causada por un evento natural, como podría ser un terremoto, una inundación o un naufragio; o también, cuando la presunta muerte ha sobrevenido en circunstancias especiales, como podría ser un accidente, un acto criminal, o durante migraciones clandestinas, etc. Son estos casos y otros similares que ameritan el recurso al proceso sobre muerte presunta del cónyuge.

MUERTE PRESUNTA

SEPARACIÓN DE CÓNYUGES

La separación de los cónyuges, permaneciendo el vínculo, es una figura canónica que se entiende desde la visión del vínculo matrimonial que surge de la entrega total de los contrayentes. Y siendo el matrimonio indisoluble no puede disolverse por la voluntad de los cónyuges.

Más aun, como matrimonio cristiano, los cónyuges deben  dar testimonio de ello en el mundo y ,han de poner sus capacidades naturales y los medios sobrenaturales para superar sus dificultades.

Tan importante es el deber y el derecho de mantener la convivencia conyugal que sólo la autoridad eclesiástica puede permitir la separación, a no ser que el peligro sea tal que se tome la decisión por autoridad propia.

Anterior

Siguiente

Lic. Iris

Calle Durango # 90,

6° Piso,

Roma Norte  Cuauhtémoc,CDMX

 5208-3200


Visitas

 tribunaleclomex@hotmail.com

Redes Sociales

© 2018 por Arquidiócesis Primada de México. Todos los derechos reservados.